Me chamuyé a esta flor de perra en celo que me levanté en Cariló y no paré hasta romperle bien la argolla a la chetita.
DESCARGAR VÍDEO
271 visitas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sé el primero en votar)
Cargando…
Me chamuyé a esta flor de perra en celo que me levanté en Cariló y no paré hasta romperle bien la argolla a la chetita.

Un amigo mío tiene una flor de casa en Cariló así que este verano fuimos a pasar unos días ahí con el resto de la banda de pibes de siempre. Estábamos una tarde en la playa tomando unos mates cuando vi a esta chetita puta en la sombrilla de al lado. Estaba más buena que el pan así que me le acerqué y al toque me la chamuyé. La flaca se ve que estaba re caliente porque al final terminamos yendo juntos ahí mismo, hasta la casa de mi amigo donde me la terminé cogiendo como loco. La putita no paraba de gritar con cada sacudida que le daba por esa argolla toda estrecha y yo me calentaba todavía más escuchándola. Tanto me excitó la pendeja puta que le dejé la cajeta hecha una flor y llena de leche.

Ver comentarios

Comentarios

Embed