Le rompí bien el orto a esta puta de Once antes de volver a mi casa, y disfruté mucho de cómo gritaba por el dolor con cada sacudón que le di.
DESCARGAR VÍDEO
199 visitas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sé el primero en votar)
Cargando…
Le rompí bien el orto a esta puta de Once antes de volver a mi casa, y disfruté mucho de cómo gritaba por el dolor con cada sacudón que le di.

Esta trola de Once es una puta que para en la Plaza Miserere todas las tardes. Lo sé porque la veo cuando vuelvo del laburo y voy a tomarme el bondi para ir hasta Moreno. Esta vez estaba tan cargado del trabajo que, antes de subirme al 57, preferí descargar la leche en esta yegua a la que le tenía ganas desde hacía un tiempo. La llevé hasta un telo medio pelo de la zona de Once y cuando llegamos, me encargué de romperle bien el ojete para llegar a mi casa hecho una seda. La puta se ve que no estaba tan acostumbrada a que le den por el culo porque, con cada pijazo que le metí, la muy conchuda pegaba cada grito que se podía escuchar desde la estación del Sarmiento.

Ver comentarios

Comentarios

Embed