El día que por fin probé la concha rosada y jugosa de la putita de mi sobrina, fue el mejor día de garche que tuve en la vida.
DESCARGAR VÍDEO
1.383 visitas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sé el primero en votar)
Cargando…
El día que por fin probé la concha rosada y jugosa de la putita de mi sobrina, fue el mejor día de garche que tuve en la vida.

Mi sobrina es una pendeja puta que desde hace un tiempo hechó un lomazo tremendo que no para de calentarme cada vez que lo veo. Sumado a que es un minón impresionante, la putita no para de provocarme cada vez que voy a su casa a visitar a mi hermana. Hoy, después de varios intentos fallidos, la zorrita por fin agarró viaje y me dejó probar esa conchita rosada y estrecha que tiene. Vino hasta mi casa y al toque terminé cogiéndome como loco a la muy atorranta, que no paró de gemir como una yegua en celo, con cada pijazo que le metía por esa argollita. Como recompensa por haberme dado tremenda alegría, me aseguré de dejarle bien llena de leche la cajeta a la pendejita trola.

Ver comentarios

Comentarios

Embed